Yoga en el Encanto del Verde

El yoga conecta profundamente al practicante con los elementos y la energía del universo, se trata de intentar ser uno con la Madre Tierra y sus criaturas.

Por eso muchas asanas (posturas) llevan el nombre de un animal o, en general, de la naturaleza.

Crear la figura de un árbol con el cuerpo o imitar la grácil envergadura de un pájaro evoca una sensación de armonía, atemporalidad y conexión con el universo que, respiración tras respiración, restablece una paz interior de la que hace tiempo se carece.

Practicar yoga al aire libre, rodeado del verdor de las onduladas colinas de Umbría, permite sentir el abrazo de la naturaleza, escuchar la respiración de la Tierra y unirse a ella.

¿Le interesa esta experiencia?

Estamos a su disposición, ¡contacte con nosotros sin compromiso!