Senderismo entre manantiales, cascadas y cuevas

Descubre la paz interior de la lentitud consciente, aprende a caminar despacio, mira a tu alrededor, siempre hay una flor nueva, un insecto, un color que te sorprenderá.

El senderismo no es una competición, al contrario, el ritmo del grupo debe adaptarse al de los más lentos; conocemos gente nueva, compartimos experiencias y profundizamos en el conocimiento de los demás y en el de nosotros mismos.

A lo largo del camino, pasando por manantiales, cascadas y cuevas, también redescubrimos la belleza del silencio, de escuchar nuestros propios pasos, nuestra propia respiración, los sonidos de la naturaleza.

Un guía especializado acompaña a los participantes durante toda la caminata, proporcionando información útil e interesante sobre la ruta y el paisaje circundante. A la vuelta, podremos disfrutar de una degustación de productos típicos.

¿Le interesa esta experiencia?

Estamos a su disposición, ¡contacte con nosotros sin compromiso!

¿Le interesa esta experiencia?

Estamos a su disposición, ¡contacte con nosotros sin compromiso!