El camino de los antiguos umbrianos y la Vía Flaminia: a lo largo de la Vía Flaminia entre la naturaleza, el arte y la cultura con almuerzo

Una excursión fácil que parte del centro del pueblo de Sigillo, a lo largo de un tramo de la histórica Via Flaminia, particularmente rica en extraordinarios restos históricos y artísticos. La Vía Consular Flaminiana, encargada por el cónsul Cayo Flaminio en el 220 a.C., conserva en esta parte dos maravillosos puentes de la época de Augusto, en buen estado de conservación, que aún hoy se pueden visitar. En la antigua calzada romana de las afueras de Sigillo se encuentra la iglesia de Sant’Anna al Cimitero, del siglo XV, que conserva una serie de frescos del pintor Matteo da Gualdo. A poca distancia, podemos admirar otras obras del pintor umbro en la pequeña iglesia de estilo románico de Santa Maria Assunta en Villa Scirca.

La ruta a lo largo del fondo del valle atraviesa paisajes típicos de la campiña umbriana con hermosas casas de campo, cultivos de olivos, cereales y legumbres; aquí podemos refrescarnos con el buen agua de algunos manantiales locales y luego visitar una quesería tradicional, que produce queso pecorino curado en el hoyo y de otras maneras, pudiendo degustar y comprar estas delicias, excelencia gastronómica del Parque del Monte Cucco. Almuerzo en un restaurante local.

¿Le interesa esta experiencia?

Estamos a su disposición, ¡contacte con nosotros sin compromiso!